Los albergues en España están saturados de animales. Algo que, por desgracia, no es nuevo y que ocurre desde hace muchos años. Según un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) más del 75% de los españoles encuestados han visto animales vagabundos en la calle, con mucha o bastante frecuencia. Sin embargo, los animales en venta es un negocio cada vez más lucrativo.

En países como Bélgica o Italia, sus habitantes se topan con mucha menos frecuencia con animales desvalidos por la calle. Por el contrario, en España aún se ven cachorros abandonados en la autovía que acaban atropellados. A los abandonos indiscriminados por cuestiones de irresponsabilidad, ahora, por motivo de la crisis, hay que añadir otros por causas de fuerza mayor. Me refiero a los desahucios por problemas económicos de muchas familias, la emigración, etc. Estas personas tienen problemas para poder llevar consigo a su animal, aunque no quieren separarse de él.

Internet: Animales en venta

El panorama no es nada halagüeño, pero es un error culpar a las diferentes situaciones económicas de los individuos del eterno crisol de albergues saturados de animales en España.

El problema de abandono de animales en nuestra país siempre ha estado presente, así como el negocio que rodea a la venta de animales de forma totalmente indiscriminada. De hecho, llama a la atención que en Internet se pueden ver miles de anuncios como este: “espectaculares cachorritos de Bichón Maltés por 550 euros, listos para entregar. Sin ningún gasto veterinario, ya que han terminado toda su vacunación. Te lo llevamos o te lo hacemos llegar”. No sabemos muy bien cómo interpretar esta proliferación del negocio de compra-venta de animales en la Red. Si no funcionara bien, no creo que tuviera tanto éxito.

Entonces ¿qué ocurre? Parece que los españoles preferimos comprar animales a adoptarlos. Quizás haya quien piense que los perros de segunda mano no son tan atractivos como por los que se pagan 500 euros o más. El caso es que Internet se ha convertido un estupendo coladero para quienes quieren hacer negocio con los animales en venta en diferentes plataformas a base de explotarlos y pasar por alto su bienestar. Incluso es un buen escaparate para vender animales robados o camadas que provienen de perras convertidas en máquinas de parir. Así que es una pena llenar los bolsillos de esta gente sin escrúpulos.

En las manos de todos está la responsabilidad de denunciar a quienes se amparan en el anonimato que ofrece la Red para poner animales en venta robados, exprimir a las hembras  y tratar a los animales como si fuera una mera mercancía. De todas maneras no es cuestión de criminalizar Internet, se trata solo de una herramienta que bien utilizada también puede servir para conseguir que se adopten más animales. De hecho en la Red, la mayoría de las asociaciones de protección animal cuenta con un sitio web donde se pueden ver fotos de animales que se pueden adoptar.

Los españoles adoptamos poco, es una pena que la cultura solidaria de la adopción no haya hecho mella en nosotros, abandonamos pero, no obstante, han aumentado en gran medida el número de personas que se decantan por la adopción, en vez de por la venta de animales, en nuestro país, en los últimos 10 años, debido a numerosas campañas de concienciación. A pesar de este esfuerzo,  la balanza sigue muy desequilibrada entre la adquisición a través de animales en venta y la adopción a través de las diferentes protectoras.

Todas las mascotas son estupendos compañeros necesitamos de amor y cariño y dispuestos a entregarlo todo con creces sin esperar nada a cambio.