¿Los gatos son perezosos?

      No hay comentarios en ¿Los gatos son perezosos?

gato-perezoso

Tenemos asumido que los gatos son perezosos, que la pereza es una cualidad innata en estos animales, quizás porque al contrario que los perros, mascotas con las que rivalizan en popularidad al lanzarles una pelota un gato nunca irá a por ella, o quizás porque les encanta dormir durante horas, nada menos que unas dieciséis al día. ¿A qué se debe esto? La edad y la salud general del gato influye, al igual que si sale a menudo al exterior o no, ya que uno que se mantenga en casa puede aburrirse más y dormir la siesta porque no hay mucho más que hacer. Es decir, los gatos pueden parecer vagos por lo mucho que duermen pero esto no es del todo correcto ya que comparten características de los felinos salvajes: los tigres duermen 16 horas al día y los leones 14.

La imagen de los gatos perezosos en la cultura

En los cómics y dibujos animados abundan los gatos amantes del buen vivir, como Don Gato, Fritz o Garfield. A Garfield le encantaba pasarlo bien y el Gato Fritz es directamente un vividor, es un iconoclasta y parrandero, buen ejemplo de esa cara dura que los humanos atribuimos a los gatos. Buena prueba de ello fue la encuesta realizada por “The New York Times” en la que preguntaban a los lectores si “¿Se lamentan los gatos de algo alguna vez?” resultando ganadora entre miles de respuestas aquella que sentenciaba que “Lamentan no ser suficientemente grandes como para comerse a su cuidador”.

El novelista belga Jacques Sternberg muestra una imagen compartida al escribir: “En el comienzo, Dios creó al gato a su imagen y semejanza. Y, desde luego, penso que eso estaba bien, porque de hecho estaba bien. Salvo que el gato era holgazán y no deseaba hacer nada. Entonces, más adelante, después de unos milenios, Dios creó al hombre. Puede que incluso la radio, porque a los gatos les encanta la música. Sin embargo, los hombres ignoran esto. Porque lo desean así. Porque creen ser los bendecidos, los privilegiados. Tan perfectas son las cosas en el mundo de los gatos.”

Tipos de gatos perezosos

Cada gato tiene una personalidad, sin embargo podemos dividir a los gatos perezosos en dos grupos: los perezosos mimosos y los perezosos cambiantes. Los gatos perezosos mimosos son grandes compañeros, pueden estar todo el día tumbados sin hacer más, basta decir su nombre para oír un ronroneo, se dejan coger y llevar a cualquier lado y es seguro que se van a quedar quietos. Son un gran consuelo cuando te sientes solo, con solo alargar la mano allí esta.

Los gatos perezosos cambiantes por su parte te recordarán a Garfield, son buenos gatos también pero son ellos los que deciden cuándo y dónde quieren llamar la atención, no les gusta que les molesten y menos ser trasladados de un lugar a otro. Cuando te necesiten serán ellos los que te busquen.

Explicación científica de la pereza de los gatos

En los gatos el ocio es tan solo una apariencia, viven siempre ocupados pero con labores distintas de aquellas que podamos comprender. El gato es soñador y desobediente porque nunca fue un animal domesticado, tomaron una ruta diferente a la domesticación que la de los perros u otras especies que fueron domesticadas a la fuerza por sus cualidades deseadas. Los gatos eligieron vivir entre nosotros de forma voluntaria, se autodomesticaron libremente decidiendo vivir con los humanos, al tener el ingenio suficiente como para darse cuenta de que eramos enormes proveedores de comida, instalandose en los lugares donde nos encontrabamos sin importar nuestra presencia. Es la conclusión de un estudio de la Universidad de Oxford coordinado por Carlos Driscoll estudiando los genomas de miles de gatos.

El gato más perezoso

El gato más perezoso del mundo es un título que tiene por derecho propio Shironeko, un gato japonés de raza van turco que se ha ganado en internet el sobrenombre de “Cat Zen”. Se distingue por su increíble tranquilidad, en cada imagen muestra los ojos medio cerrados y una enorme sonrisa. Cuenta con un canal de YouTube, un blog e incluso una cuenta de Twitter.

Shironeko, el gato más vago del mundo

Comparte este post en tus redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *