No importa cuál sea la ocasión, las fiestas navideñas se merecen siempre lo mejor, y en fechas especiales, como éstas, es más divertido organizar una fiesta de cachorros. Invitaciones, decoración, juegos y golosinas hacen los puppy parties navideños especialmente divertidos.

Guateque Navideño

Tu perro será un amigo para toda la vida, siempre tendrá para ti una cara sonriente, una cola que se mueve y una nariz húmeda para darte la bienvenida a casa. ¿Por qué no ayudarle a que crezca feliz? Tómate un descanso en la locura de las compras, la tarea de envolver regalos y cocinar para los invitados y planifica un guateque para tu cachorro.

La socialización temprana de los cachorros es muy importante para que lleguen a ser adultos equilibrados y con buen comportamiento. Uno de los vehículos más apropiado para lograrlo son las “puppy parties”, guateques de cachorros mediante los que se socializan con otros cachorros y personas. Gran parte de lo aprendido durante su periodo de desarrollo temprano es permanente y sirve de base para los patrones de comportamiento de adulto.

Cuanta más gente interactúe con tu cachorro en sus primeros meses de vida, más seguro se va a sentir entre la gente al crecer. Cuantos más cachorros conozca y juegue con ellos, más seguridad tendrás en que se convierta en un perro equilibrado y sociable, sin miedo ni agresividad hacia otros perros. Un cachorro que no tuvo suficiente contacto con personas y objetos familiares, cuando sea adulto puede mostrar una respuesta de miedo a veces extrema e incluso agresividad frente a los mismos.

Los puppy parties navideños son un poco especiales, pues han de reunir las características habituales en estas reuniones con las propias de una fiesta donde reine la alegría y el buen humor de esta época del año.

Ideas de “puppy parties”

Te damos algunas ideas para que triunfes estas fiestas navideñas:

Multitud de personajes

Pide a los otros propietarios que acudan disfrazados para que los cachorros se acostumbren a personas de diferente aspecto, puede ser algo tan sencillo como usar un gran sombrero o tan elaborado como vestirse de payaso. Las posibilidades son muchas, que los cachorros vean gente con barbas, paraguas, uniformes e incluso muletas o un bastón, personas con apariencia muy diferente, disfrazada de reno o de muñeco de nieve.

Decora con seguridad

La mayoría de los perros son curiosos por naturaleza, por lo que desearan inspeccionar los adornos navideños. Olisquear conduce a mascar o incluso tragarse objetos extraños. Emplea serpentinas, guirnaldas, campanas, luces, bolas de colores, cualquier cosa que desees, pero asegurándote de que no están al alcance de los invitados caninos de la fiesta. Es esencial crear un espacio seguro para celebrar las puppy parties. Mantén los cables eléctricos escondidos.

Un guateque navideño es una de las maneras más divertidas de mejorar la socialización de tu perro y ofrecerle alegría navideña

Trucos y maneras

Un concurso para elegir el mejor truco es un buen entretenimiento. Los cachorros más mayorcitos ya habrán recibido sus primeras lecciones educativas, que cada propietario muestre lo que ha enseñado a su mascota y que por votación se elija el perrito más educado. Recompensa al ganador con una bolsa de golosinas para ocasiones especiales.

Papá Noel en el Guateque

Un fantástico momento es la irrupción en la fiesta de un fantástico Papá Noel, gordo, barbudo y bonachón, con su traje rojo intenso y su característico gorro con la bola de vellón blanco. Cuenta con que sea necesaria la colaboración de un familiar que se encargue de representar a este personaje. Su entrada puede suponer una sorpresa para todos los cachorros, es un buen momento para estudiar sus reacciones, observar los que tienen la respuesta agresiva o sienten miedo, servirá para trabajar posteriormente en la corrección de esas conductas inadecuadas. Y está claro que Papá Noel debe llevar a la espalda un gran saco lleno de juguetes para todos.

Juegos navideños

El juego es la principal herramienta educativa con que contamos para formar adecuadamente el carácter del cachorro, por eso el juego se convierte en una parte esencial de cualquier puppy party, también de un guateque navideño. Prepara un montón de juguetes ruidosos y pelotas de tenis, para que los cachorros se diviertan a sus anchas. A los perros les encanta jugar con sus congéneres y con sus amigos humanos. Gracias al juego los perros comprende mejor su entorno, conocer el funcionamiento de las cosas, aprenden a respetar a los demás, a seguir la reglas básicas de conducta…

No sobreproteger

Es muy importante que en el guateque participen cachorros de distintas edades, de ese modo se potencian las relaciones intraespecíficas (aquellas que se producen entre individuos de la misma especie). Algún cachorro puede ser más brusco jugando, del mismo modo que otro puede ser más tímido, no te asustes si tu pequeño se lleva algún revolcón, no le va ocurrir nada malo. La intervención del propietario en estos casos debe ser mínima, para no reforzar el miedo.