Los propietarios de perros estamos convencidos de que nuestra mascota sueña pero, ¿con qué sueñan los perros? Hemos observado muchas veces como nuestro amigo peludo agita las patas, tiembla durante el sueño o incluso puede gemir o gruñir.

Según un gran número de biólogos los perros no sueñan, y entonces, ¿qué son esos ruidos y movimientos que hace mientras duermen? Más de una vez nos parece que incluso están teniendo pesadillas.

A nivel estructural el cerebro de los perros es similar al de los humanos, además durante el sueño el patrón de ondas cerebrales canino es similar al nuestro y pasan por las mismas etapas de actividad eléctrica observada en las personas. Todo indica que los perros sueñan aunque nadie está completamente seguro de lo que pasa en la mente de nuestros amigos caninos.

Se piensa que los sueños son una de las formas que tiene el cerebro de los animales superiores para procesar las experiencias de la vida y aprender. Es lógico pensar que ese proceso es activo en el perro, un animal muy inteligente, aunque nadie sabe realmente la verdadera función del sueño parece que es necesario para el procesamiento de datos y su almacenamiento en la memoria y necesitan un periodo de depuración y reorganización de sus recuerdos durante el sueño

Es posible que un perro por lo general sueñe con perseguir pájaros, correr detrás de una pelota o con platos de comida. Hay menos evidencias sobre lo que pueden soñar los perros maltratados y abandonados como las personas víctimas de abuso, los estudios realizados en perros muestran que los perros abandonados o maltratados tienen más posibilidades de experimentar una falta de sueño en lugar de sufrir de pesadillas ya que el horror vivido les impide dormir. De momento no es probable que nuestro perro nos despierte a medianoche diciendo que tiene miedo y pidiendo entrar en nuestra cama pero muchos propietarios dejan a su cachorro subir a la cama para no oírle gemir a medianoche.

Es muy poco probable que nosotros desde nuestra óptica de seres humanos seamos capaces de entender realmente el funcionamiento interno de la mente de un perro, ellos son criaturas increíblemente complicadas con una amplia gama de sentimientos y emociones. Por mucho que nos gustase entrar en su mundo y conocer sus pensamientos, lo máximo que podemos hacer es observar sus estados de ensueño, ya que mediante sus sueños un perro nos dice si está corriendo, se enfada, lloriquea o busca a sus seres queridos, observar ese comportamiento es fascinante y entretenido. Lo que hace tan extraordinario para nosotros que nuestros perros estén soñando a nuestros pies es que no sentimos conectados con ellos, sentimos que nuestro amigo nos deja por un momento entrar en su mundo secreto y privado los encontramos entrañables porque nos permiten saber si sus sueños son felices o no ¿Quién no ha despertado a su perro preocupado cuando ve que está teniendo un mal sueño?

Cuando no sueñan los perros saben cómo conciliar el sueño la cantidad de tiempo que dedican a dormir varía de un perro a otro y depende de la edad del animal y su temperamento pero de media los perros duermen 14 horas al día, nadie está seguro de por qué los perros duermen tanto. Los perros grandes como los San Bernardo a menudo pasar una gran parte de su vida durmiendo, hasta 18 horas diarias. Los perros tienen los mismos patrones de sueño que los humanos, cuando un perro se queda dormido entra en la onda lenta o la fase de sueño tranquilo, se queda quieto, su respiración se hace más lenta, su presión arterial y  su temperamento y temperatura corporal descienden a la vez que disminuye la frecuencia cardiaca; después de los 10 minutos entran el movimiento ocular rápido o fase R.E.M. que es la fase activa del sueño, es cuando puede ladrar o agitar las patas. Durante esta etapa la actividad cerebral es similar a la observada durante el sueño humano. Los cachorros por su parte emplean una gran parte de su tiempo de descanso este tipo de sueño activo, sin duda por la asimilación de grandes cantidades de datos recientemente adquiridos.