Con la llegada del buen tiempo surgen multitud de actividades que realizar con nuestra mascota. El senderismo con perros puede ser una de las más alegres y reconfortantes tanto para el can como para el dueño, sirve como pasatiempo, ejercicio y nos permite pasar un tiempo de calidad en su compañía.

El senderismo, o dar un largo paseo por el campo, puede resultar fácil de realizar, pero es necesario que conozcas de antemano una serie de consejos para maximizar su disfrute y su seguridad.

Iniciación al senderismo con perros

Es necesario buscar lugares y rutas sencillas para realizar el senderismo con perros, dejando aquellas dificultosas para más adelante. Elige caminos sombreados, llanos y con poca pendiente y evita los terrenos escarpados. Es conveniente alejarse de zonas de uso para caballos y motocicletas de montaña.

El senderismo es una actividad deportiva, económica y saludable que no entraña ningún riesgo siempre que se lleve a cabo en caminos balizados y homologados. Cuenta con el aliciente para nuestros perros de darse en un medio natural, algo que tiene un valor terapéutico para ellos que permite su desarrollo físico y mental.

En el campo se divierten y son felices.

Antes de comenzar el senderismo con perros comprueba que no existen restricciones en la zona, en los parques naturales suele ser habitual que en determinadas épocas se limite el paso de los perros. Por descontado, evita las áreas donde se permite la caza.

A la hora de caminar es necesario que ejerzas un buen control del perro, si no lo consigues es aconsejable el uso de correa ya que al caminar por lugares inusuales cualquier olor o sonido puede llamar poderosamente la atención del perro. En cuanto a la vestimenta, ropa de color llamativo para ti y una mochila o chaleco brillante para la mascota son aconsejables para evitar accidentes.

Mochilas para el senderismo con perros

En los paseos al aire libre las mochilas para perros son una genial idea que puede ayudar a que el animal lleve parte de los elementos necesarios para pasar el día, además añaden un extra de diversión para el perro y son muy ligeras y cómodas. La mayoría de los perros pueden cargar un 30% de su peso, pero deben acostumbrarse a ello poco a poco, empezando con poco peso y aumentando paulatinamente.

Una vez instalada la mochila deberá irse acostumbrando a ella en distancias cortas. Debemos asegurarnos de equilibrar el peso a ambos lados ya que si no podemos causar a nuestro amigo dolores musculares. Para que se empiece a familiarizar con ella se puede rellenar de papel de elementos de poco peso como papel arrugado que también le harán acostumbrarse al sonido del interior.

Según se muestre más cómodo podremos llevarle por terrenos más complejos como arroyos, o saltar obstáculos ligeros. En los días más calurosos asegúrate de que la mochila pesa menos que en otros frescos.

Por último, asegúrate de que las correas del arnés quedan firmes pero no provocan roces al perro.

Precauciones en el senderismo con perros

Es necesario combinar el ejercicio con descanso, y como ya te hemos comentado, empezar poco a poco en esta actividad. Los perros de tamaño pequeño o de edad avanzada no deben llevarse a terrenos exigentes, incluso aquellos activos pueden tener problemas en terrenos difíciles si no les acostumbramos tales como abrasiones, cortes y ulceraciones en las patas. Por ello descansa cuanto sea necesario y no olvides refrescarte y beber agua, tanto tú como tu perro, existen inclusos comidas energéticas pensadas para ellos.

Evita que el perro beba en charcos o arroyos ya que pueden estar contaminados. Las diarreas parasitarias (giardiasis) son infecciones intestinales causadas por el parásito protozoario Giardia, que puede contraer el perro al beber de aguas contaminadas. Aunque no siempre sea fácil evitar que el perro beba agua en el camino estar preparado y tomar precauciones ayudará a evitar este problema.

Si en la zona que realicemos el senderismo con perros hay pinos debemos tener cuidado con la procesionaria, abundante en el comienzo del verano, un tipo de oruga urticante ya que los pelos de las fases larvarias contienen un veneno, la thaumatopina, que les confiere una capacidad irritante y que en caso de que el perro se acerca a olerlas y entre en contacto puede dar lugar a consecuencias terribles. El síntoma mas característico es el babeo exagerado y la inflamación de labios y cavidad bucal, es necesario actuar rápido y acudir al veterinario.

Con la llegada del buen tiempo surgen multitud de actividades que realizar con nuestra mascota. El senderismo puede ser una de las más alegres y reconfortantes tanto para el perro como para el dueño, sirve como pasatiempo, ejercicio y nos permite pasar un tiempo de calidad en su compañía. El senderismo, o dar un largo paseo por el campo puede resultar fácil de realizar, pero es necesario que conozcas de antemano una serie de consejos para maximizar su disfrute y su seguridad.